Blog de contenido del Centro Locero de La Atalaya

Más reciente

“Alfarería de La Atalaya”

Luisa Vega

“LUISA VEGA”

Alfarería de La Atalaya

Anuncios

RUTAS A LOS ALFARES. España-Portugal. SEMPERE, EMILI.

54727737_10157294445294973_5474566813872291840_n

Panchito en su alfar de La Atalaya en el libro The Canary Isles. An historical and contemporary itinerary. Editions du Colombier. París (1966).

RUTAS A LOS ALFARES. España-Portugal. SEMPERE, EMILI. 1982, Barcelona. Págs.:297- 310.

“Extracto de las Actas de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. 1777-1790” VIERA Y CLAVIJO, JOSÉ DE. (Capítulo VIII, “Conservación de Montes” páginas 63, 64 y 69).(Madrid, 1981)

ant18

“…; y que sabía que una pobre mujer de La Atalaya había mantenido con esta industria (cogiendo tomates silvestres) su familia,…”
“… Últimamente, añadió que hasta de los relinchones secos sacaban beneficio los vecinos de La Atalaya, porque cocían su loza con más ventajas que con leña fuerte.”
…, acordó en 17 de febrero de 1783 pasar oficio al señor Corregidor Eguiluz, suplicándole con las más vivas y dolorosas expresiones se sirviese poner eficaz remedio a tanto mal, conteniendo las talas, haciendo replantar el Lentiscal, acotando por trozos…

“Topografía de la isla Fortunada Gran Canaria. 1678” SOSA, FRAY JOSÉ DE. (Libro III; capítulo III, página 211; Santa Cruz de Tenerife, 1849).

03883

Hacían los Canarios loza de barro para su servicio, sin molde, torno ni otro artificio alguno más que el de sus manos. Y aún hasta hoy se hace para el común servicio de los campos y aldeas: dejo ya que para las ciudades y otras partes políticas obran barros curiosos y de estima, de color rojo; y para enfriar aguas son muy preciados: mayormente los de la ciudad de Telde, que los embarcan para las otras islas, de regalo a España y otros reinos, porque es cierto que su hermosura y vista deliciosa hecha a rodar los búcaros de Avero, los barcos de Sevilla y sus talletas o alcarrazas blancas. Para esto tenían los canarios mujeres oficiales muy diestras, que le sabían dar la templa, lo cual ha quedado de unas en otras hasta hoy, que con la delgadez de los ingenios y continua experiencia de las cosas, hacen estas manufacturas muy curiosas.

“Historia de las siete islas de Canaria. Origen, descubrimiento y conquista. 1694”. MARÍN Y CUBAS,TOMÁS ARIAS:

FB_IMG_1527191959031

… hacían loza, de barro o greda parda mezclada con arena, platos, gánigos o barreñoncillos pailones o cazolones para echar agua; untaban con almagra los cuarterones y bruñíanlos con guijarrillos; cocían la loza en un hoyo en el suelo cubierto de arena y encima mucho fuego, y salían buenos.

“Historia de la Conquista de las siete islas de Canaria. 1593 ó 1602” ABREU GALINDO, FRAY JOSÉ DE (Libro: II; capítulo: IV)

FB_IMG_1530367044052

Usaban ollas y cazuelas en que hacían sus comidas, hechas de barro, que llamaban gánigos, cocidas al sol.