Blog de contenido del Centro Locero de La Atalaya

"El horno viejo"

Se cree que este horno pueda tener cerca de trecientos años de antigüedad, es el último de los antiguos hornos que existieron en La Atalaya hasta comienzos del S. XX. El mismo, es junto con la Casa-Alfar de Panchito, uno de los elementos patrimoniales más importante de La Atalaya en relación al oficio de la “loza”.
El “guisado” se realizaba a fuego directo en contacto directo con la leña (preferentemente sarmientos y cepas de la vid), lo cual le proporciona unas tonalidades únicas a las vasijas como reguisos y flameados, dándole a las mismas una características propias, sólo comparable a las realizadas por los “antiguos canarios”.
         El uso de éste estuvo acompañado por la figura del “guisandero”, quien realizaba las tareas propias del guisado, figuras como “Cho” Nicolás Lino o José María “El Negro”, le dedicaron “jornadas” enteras para el guisado de las vasijas que realizaban las loceras.
Hoy en día se sigue guisando la loza en La Atalaya, usando las mismas técnicas y sistemas que en épocas pasadas.         
                                        Gustavo Rivero, 2010 

                                 

                                                 Fedac
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s